Patrimonio

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El paisaje aparece salpicado de núcleos rurales, caseríos y barriadas de gran raigambre histórica, en los que el paso de los siglos y las transformaciones de las formas de vida no han alterado el equilibrio, resultando un conjunto armónico de gran atractivo para los visitantes.

Morga ofrece además excelentes puntos panorámicos, donde gozar de la observación y el disfrute del paisaje de Bizkaia. El emplazamiento en lo alto de las estribaciones del macizo de Bizkargi, la zona de Altamira... favorece el disfrute de amplias perspectivas panorámicas.

De todos los edificios que posee Morga son sin duda los caseríos lo mas destacable. Aparecen usualmente agrupados formando numerosas y pequeñas barriadas, que corresponden a varias tipologías y cronologías.

Los caseríos de tipo más antiguo datan de finales del sitio XVI, los cuales muestran entramado de madera en la cara delantera del edificio (Leixarta, Barrengoetxe, Lekezorrotze,...)

Modelos posteriores del siglo XVII, poseen en su primera planta muros de mampostería con esquineros de sillería, sobre esta estructura descansa el entramado de madera de las plantas altas ( Beiti, Andresene, Errementari, ...).

En el siglo XVIII aparece el arco de sillería en las fachadas de las viviendas, siendo el más destacable el caserío Izolaga de 1865 en el Barrio Oñarte.